PICHINGUILLO

cervezas-cervezas-cervezas.jpg

Un tipo inquieto, chaparrito, moreno, simpático y muy trabajador es el tal llamado PICHINGUILLO,  sin el gusto por el TRAGO, presume de que tiene 15 años sin probar gota y por oficio, pulula por toda la región, ya que siendo mécanico, tiene la gran fortuna de recorrer refaccionarias, deshuesaderos y jalar carros con desperfectos mecánicos.

Traerlo al tema no tendría sentido, si no es porque entre sus múltiples anécdotas platica la siguiente:

Un día de la semana, concretamente  el sábado, se reunió al final de la jornada con otros mecánicos, para tomar la copa y pasear con unas atentas y estimadas conocidas.

A sabiendas de que PINCHINGUILLO no toma, el resto de los TERTULIANOS decidieron subirlo al carro para que se encargara de comprar  cuanto menester hiciera falta y contestar los celulares, poner excusas a las esposas u cualquier otro curioso(a) que llamará en horas de la convivencia.

Las horas pasaron y con el festejo, se llegó la noche, los animados PACHANGUEROS, entre vuelta y vuelta por las calles citadinas, se olvidaron del tiempo, de las AMBARINAS consumidas y dieron rienda suelta a la diversión sabatina.

Como a eso de las 3 de la mañana, los noctámbulos ya mostraban signos de borrachera, menos el amigo PINCHINGUILLO, que orgulloso de sus años de abstemio, se divertía con los chistes y ocurrencias de sus compañeros(as). Nadie contaba, con que en una de esas vueltas por la calzada rumbo a PROVIDENCIA, una patrulla de policia, los habría de remitir a la comandancia, para pasar la prueba del alcohólimetro.

Casi Todos,  se  remitieron a los separos por encontrarse en estado de ebriedad, así que al llegar el turno a PICHINGUILLO, alegó que el solamente era acompañante chistoretero, pero que no había ingerido ambarina alguna,  así que , con la confianza de no haber bebido,  se dispuso a  que le aplicaran la prueba,  esperando que ordenaran su libertad.

Grande fué su sorpresa al observar que el alcoholímetro marcaba GRADO DE EMBRIAGUEZ, a lo que ni tardo ni perezoso, argumentó su ABSTINENCIA de 15 años y su rechazo a la bebida. En tono amable y conciliador, el juez de turno ordenó al médico legista, aplicara de nueva cuenta la prueba al PROTESTANTE y para sorpresas de muchos, el aparato dió el mismo resultado.

Sin saber que decir de momento, el SR JUEZ meditabundo, análitico y conocedor de la problemática, ordeno en TONO SERENO, ¡ PASEN AL SR A LOS SEPAROS, SU ESTADO ES DE EMBRIAGUEZ !. Sorprendido, nuestro buen PINCHINGUILLO acató al orden no sin antes pedir una explicación al respecto ¿COMO PUEDO ESTAR BORRACHO, SI NO HE TOMADO, UNA SOLA CERVEZA?

Sapientísimo del funcionamiento del alcohólimetro, el médico de guardia dió la cara para explicar el hecho de manera científica y pregunto:

MEDICO: PICHINGUILLO, ¿Ha tomado Usted esta noche?

PINCHINGUILLO: no señores, tengo 15 años sin tomar y esta noche no he tomado ni una sola cerveza.

MEDICO: PICHINGUILLO, ¿Ha besado en la boca, a las amigas que les acompañan?

PICHINGUILLO: Si SR, y mucha veces

MEDICO: Entonces ahí está la explicación. Fueron tantas veces las que dió besos, que terminó por emborracharse. Así que por favor, pase a los separos.

Sin más que argumentar a su favor, al citado amigo, solo le quedó pasar a los separos y prestarse a pasar la noche. Apesadumbrado  de que por  ANDAR DE BESUCÓN,  sus gloriosos años de abstinencia, se habían convertido en nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s